Curso básico de educación para cachorros

CURSO BÁSICO DE EDUCACIÓN PARA CACHORROS

Cuando logramos que nuestra mascota se integre adecuadamente al grupo familiar podemos compartir momentos de mayor calidad con ella: disfrutar de un paseo relajado, compartir tiempo en casa con la familia y amigos o ir juntos a tomar un café. Esta realidad mejora el bienestar del humano y del animal.

 

OBJETIVO DEL CURSO

 

La mayoría de los problemas de conducta en el perro doméstico surgen a partir de dos problemas fundamentales: el desconocimiento de las necesidades integrales del animal y la dificultad para comunicarse adecuadamente con él. Nuestra propuesta es trabajar sobre estos dos aspectos para facilitar una convivencia armoniosa entre el grupo familiar y su mascota.

 

¿A QUIÉN ESTÁ DIRIGIDO?

 

A propietarios de cachorros entre 6 y 14 semanas de vida que están teniendo algún problema de conducta con su mascota o que simplemente desean potenciar el vínculo con su perro y apropiarse de los beneficios que conlleva un proceso de educación.

 

DURACIÓN Y MODALIDAD

 

–  5 encuentros, 1 por semana.

– En el domicilio de los propietarios, trabajando conjuntamente con ellos y su mascota.

– Las clases se encuentran estructuradas en 5 módulos. El orden de la presentación de los módulos dependerá de las características y necesidades particulares del caso.

– Trabajamos con el uso de premios tales como trocitos de comida, caricias y juego. Buscamos fortalecer el vínculo con el animal, haciendo que coopere y disfrute del trabajo que se le propone, evitando la obediencia por miedo.

Después de muchos años de trabajo con problemas de conducta en perros, confiamos plenamente en esta modalidad que hemos ido desarrollando.

 

¿QUÉ PROBLEMAS AYUDAMOS A RESOLVER?

  • Tirones de correa en el paseo
  • Saltos excesivos a las visitas o a los propietarios
  • Mordidas
  • Pis y caca en cualquier lado
  • Destrozos
  • Miedos y fobias
  • Agresividad hacia los propietarios y/o visitas (gruñidos, tarascones, mordidas).
  • Agresividad hacia otros perros
  • Exceso de ladridos
  • Vocalizaciones y/o destructividad cuando se quedan solos.