QUÉ NECESITA UN PERRO PARA SER FELIZ

QUÉ NECESITA UN PERRO PARA SER FELIZ

El bienestar y la felicidad de un perro van más allá de tener una buena comida, atención veterinaria, y mimos y caricias. Si bien cada animal tiene sus particularidades, existen necesidades que son propias a la especie a la que pertenece.

En el caso del perro sus principales necesidades tienen que ver con compartir tiempo con su grupo (familia humana y otros perros), explorar, jugar, usar el olfato y mordisquear. Debemos ofrecerle a nuestra mascota actividades y estímulos necesarios para que pueda satisfacerlas.

Esto mantiene estimulada su mente, baja los niveles de estrés, mejora su bienestar global, y previene problemas de conducta; básicamente, ¡lo hace feliz! Muchos problemas de comportamiento se desarrollan o agravan porque el animal tiene una rutina deficitaria en relación a la satisfacción de estas necesidades.

Teniendo esto en cuenta, les brindamos nuestras recomendaciones para ofrecerle una rutina de calidad a nuestro amigo perro:

  • Paseos diarios, en donde además de haber un gasto de energía físico, se le permita olisquear distintos objetos y sustratos, y tener interacciones con otros perros y con otras personas.
  • Tiempo de Juego. Entre los juegos preferidos del perro tenemos:
    – Juegos de búsquedas de comida y de objetos. Ejemplo: esparcir trocitos de comida por la casa y que los busque con su nariz.
    – Juegos de tironeos de la soga (importante enseñarle que suelte cuando se le ordena).
    – Jugar a tirarle la pelotita/platillo/ soga y que la traiga Importante: Recomendamos no jugar directamente con nuestras manos, sino que siempre haya un objeto mediador entre el perro y nosotros.
    – Objetos para mordisquear/roer. Como buen predador, el perro canaliza gran parte de su energía vital a través de su boca. Debemos proveerle oportunidades para mordisquear distintos objetos. Hay objetos que pueden conseguirse en las tiendas especializadas que son “seguros”, en el sentido de que difícilmente puedan hacerle daño a nuestro perro. También podemos brindarles objetos caseros como botellas de plásticos o distintos tipos de cartones, pero en este caso debemos estar atentos y hacerlo bajo supervisión para que una vez que haya destrozado los objetos no se los coma. Es muy importante la rotación de los juguetes que vayamos a dejarle, ya que el perro suele mostrar interés en aquello que le resulte novedoso (opcional)
  • Juguetes interactivos: Son juguetes en los que se debe resolver alguna situación para acceder a la comida. Existen algunas marcas que trabajan este tipo de productos y de buena calidad, como Kong o Trixie. También pueden realizarse de manera casera con materiales como botellas de plástico, tetra bricks o papel de diario.
  • Resolución de problemas. Un modo interesante de ofrecerles oportunidades de resolver problemas es mediante ejercicios de entrenamiento. Debe trabajarse con premios y nunca con castigos. El objetivo es generar un buen vínculo con la mascota y que se entusiasme con lo que vamos a proponerle. Recomendamos
    como premio el uso del mismo alimento balanceado o trocitos pequeños de comida (si vemos que con el balanceado no se motiva lo suficiente). Nunca debemos enseñarle desde el miedo o desde manipulaciones físicas que le generen molestias o dolor.

Para concluir, es importante saber que si bien estas son características generales de la especie, existen particularidades propias de cada individuo. Hay perros que disfrutarán más de mordisquear y roer, otros de jugar a ir a buscar la pelotita, y otros de pasear. A algunos les gustará socializar con otros perros y a otros no tanto. Debemos ir descubriendo las preferencias de nuestra mascota y brindarle una rutina que le permita disfrutar de todo aquello que le gusta.